Sobre mí

Soy una persona sencilla, transparente, respetuosa, luchadora, y con vocación de ayuda desde siempre.

Desde pequeñita, siempre he sentido que había nacido para ayudar a los demás. Siempre me ha gustado mucho escuchar y aportar mi punto de vista tratando de ser lo más objetiva y neutral posible.
Desde que en el colegio escuché hablar por primera vez de psicología, me apasiona todo lo que engloba la palabra y me siento muy afortunada cuando tengo la oportunidad de dedicarme y seguir aprendiendo en ello.
Mi camino, como el de prácticamente todos los psicólogos que conozco, no ha sido fácil, más bien diría que ha sido largo y complicado, pero aquí estoy, en este momento de mi vida, que sigo preparándome siempre a todos los niveles, para acompañar a cualquier persona que esté atravesando un momento difícil e incluso crítico en su vida.

La verdad es que, cuando me licencié como psicóloga clínica, no me sentía preparada para dedicarme a mi verdadera vocación. Realmente lo deseaba y lo intenté, pero en el fondo me veía lejos de poder ayudar a personas con dificultades importantes en sus vidas. Medio en serio, medio en broma, en aquel tiempo decía que yo iba a ser psicóloga cuando tuviera canas, es decir, cuando sintiera que me había llegado la madurez necesaria para haber superado primero mis propios miedos e incertidumbres antes de acompañar a otras personas a que superen los suyos. Y en este camino anduve hasta que mis canas, hoy por hoy, no paran de crecer… (espero que os guste esta nota de humor, considero que es bueno que utilicemos el sentido del humor y las metáforas que nos ayudan a entender procesos personales).

"Confiar en ti mismo no garantiza el éxito, pero no hacerlo garantiza el fracaso”. - Albert Bandura.

Mi primer trabajo como psicóloga fue en una residencia de personas mayores, donde realizaba evaluación y terapia individual y en grupo.
Durante mucho tiempo, casi veinte años, me he dedicado al mundo de la empresa, dirigiendo el área contable, financiera, fiscal y laboral. En esta larga etapa, también me he sentido realizada, hasta que decidí dejarlo a un lado para poder dedicar mi vida a la Psicología que es lo que realmente me apasiona desde que era niña.
Aunque siempre he tenido presente en mi vida la psicología, fue hace ocho años cuando me propuse actualizarme y prepararme de nuevo para poder dedicarme a mi verdadera vocación en el ámbito sanitario. Por ello, he reconducido mi vida profesional a la salud, bien sea de modo preventivo; como forma de buen autocuidado; bienestar emocional; o bien, para poder acompañar de la mejor manera a personas que estén viviendo situaciones complicadas en sus vidas. Principalmente me he especializado en personas que estén atravesando una enfermedad importante como es el cáncer, o bien cualquier otra enfermedad esporádica o puntual que sea causa de dolor o sufrimiento en su vida.

Me he formado y especializado en Psicooncología y Cuidados Paliativos porque considero que es una de las situaciones más difíciles que se nos puede presentar en la vida, ya sea si lo vivimos en primera persona, como si le sucede a alguien de nuestro entorno más cercano, bien sea dentro de nuestra familia o bien para acompañar de la mejor manera a un ser querido que está sufriendo. Aunque no nos demos cuenta, a veces, cuidar a una persona que queremos mucho, puede suponer un desgaste físico y emocional de igual o mayor intensidad que la persona con enfermedad.
Además, me he especializado en Mindfulness porque, desde que tuve mi primera experiencia con esta práctica en mi última clase del máster, descubrí que es una manera muy reveladora que ayuda a aceptar y convivir de la mejor manera con la situación que vivimos, especialmente nos prepara para momentos de dificultad, dolor y sufrimiento.

También me he especializado en Autocompasión, entendida como reconocimiento del sufrimiento propio, que mueve a procurar aliviarlo, ya que considero que en muchas personas es una pieza clave en su vida, y especialmente en momentos de dificultad.
En la actualidad, compagino mi trabajo que me apasiona en un Hospital Público de la Comunidad de Madrid, con la consulta privada en mi propio Gabinete de Psicología y Centro de Formación en Alcorcón (Madrid), junto con Pilar Gil, y otros colaboradores, donde formamos un excelente equipo de trabajo.
Me apasiona la formación, tanto como participante como ponente. Me considero una aprendiz principiante que siempre quiere seguir aprendiendo de tod@s y de todo lo que pueda ayudar en terapia, por ello, en nuestro Centro, seguimos avanzando para compartir cada vez lo mejor de esta profesión que amamos.

“Tú eres aquello que haces, no aquello que dices que harás”. - C .G. Jung